El hambre y la tuberculosis son el rostro de las comunidades waraos en el día de los pueblos indígenas

Compartir

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Ӿ

Kapé Kapé

12 de Agosto de 2020

 

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la dirigencia y líderes waraos alzan la voz sobre la situación de miseria, el hambre y las enfermedades que atacan a la población warao. 

El representante indígena, Mónico Campero, informó sobre las afecciones que padecen 80 familias en la comunidad de Araguaimujo, asentamiento indígena ubicado en la parroquia Santos de Abelgas, municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro.

En su reporte, Campero asegura la muerte de un warao en los últimos cinco días con síntomas característicos de tuberculosis “afecciones lentas en las vías respiratorias, tos permanente, flema con sangrado y vómito de sangre con debilitamiento progresivo y lento del paciente que lo lleva hasta la muerte” señala.

En su llamado, Campero asegura que la última persona fallecida con los síntomas fue Argelio Martínez, de 34 años de edad, persona que fue afectada con los síntomas descritos y ante la carencia de una adecuada alimentación su cuadro clínico fue agravando hasta la muerte.

De igual forma, en San José de Amacuro se conoció la muerte el 27 de julio de una persona, de la cual no fue posible tener identificación. Ghandi Lugo, familiar de la persona, confirmó el hecho “murió cuando era trasladado hasta Guyana, lo llevaron a canalete, puesto que no hay transporte, no hay ambulancia” señaló.

Al respecto, Jesús Jiménez, médico indígena en el área, señala que las comunidades del bajo Delta se encuentran propensas a contagiados por la tuberculosis ante la baja defensa de sus organismos por la situación de carencia de servicios y las graves deficiencias de alimentación de la población warao.

“El hambre es el espejo de la tuberculosis y de por sí, las comunidades del Delta siempre han sido sujeto de la tuberculosis por el hambre que persiste en los caseríos, las familias waraos se alimentan muy mal” afirma Jiménez. Además, ratifica la vulnerabilidad de las 320 comunidades del bajo Delta ante la falta de asistencia primaria y la hambruna que afecta a las comunidades waraos”, sentenció.

Tomado de: https://kape-kape.org/2020/08/09/3018/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario